jueves, 16 de febrero de 2017

Este hábito dará grandes beneficios a tu vida

Cuando sabemos que hacer algo nos produce beneficios, normalmente somos más propensos a incorporar ese algo a nuestra vida, o por lo menos lo intentamos. Y por esta razón quiero hoy darte algunas razones de por qué es bueno dar gracias, ¿qué ganamos tú y yo con eso, a nivel personal?
Voy a comenzar por compartirte los resultados de un estudio realizado, nada muy complicado ni estadístico, ¡al contrario!


Se dice que las personas agradecidas:
Tienen menos estrés y depresión.
Avanzan hacia las metas personales importantesTienen niveles más altos de decisión y energía
Se sienten más cerca en sus relaciones personales y tienen el deseo de construir relaciones más fuertes
En ellas la felicidad aumenta en un 25%

¡Solo con esto ya tenemos motivos suficientes!, ¿no es cierto? Pero quiero ir un poco más allá y darte otros motivos para inspirarnos a ti y a mí, que queremos vivir como Dios lo diseñó, a buscar una vida de gratitud.

Dar gracias genera confianza. Cuando pensamos en lo que Dios ha he hecho en nuestras vidas en las diferentes etapas; en la provisión que nos ha dado cuando no sabíamos de dónde vendría el sustento necesario; etc., y le damos gracias, estamos recordándonos a nosotros mismos que el Dios que lo hizo ayer, lo hará hoy y lo hará mañana. Y así crece nuestra confianza. No por gusto Dios les decía a los israelitas que construyeran monumentos que les recordaran lo que él había hecho, como sucedió por ejemplo cuando cruzaron el río Jordán. Dios sabe que tenemos un problema de memoria, y recordar lo que él ha hecho fomentará nuestra confianza. Cuando recordamos con acción de gracias nuestra fe se hace grande. Alguien dijo que “la cualidad principal de un discípulo que confía es el agradecimiento”.

Dar gracias produce alegría. Es imposible estar agradecido y deprimido a la misma vez. Cuando damos gracias reconocemos el favor de Dios sobre nuestras vidas y nos enfocamos en su bondad y en toda la bendición que tenemos. Tal es así que en el idioma hebreo, por ejemplo, la palabra gratitud muchas veces lleva una connotación de alabanza, canto. Cuando nuestros corazones se llenan de gratitud hacia Dios no debe haber lugar para la tristeza.

Dar gracias nos hace más parecidos a Jesús. Cuando de corazón damos gracias a Dios, y a los demás, aprendemos a ser más humildes. Reconocemos que todo lo que somos y tenemos es en primer lugar el producto del favor de Dios. ¿Sabías que eso es lo que quiere decir dar gracias en griego, el idioma del Nuevo Testamento? La palabra griega es eucharisteo y uno de sus significados es estar conscientes del favor de Dios…Cuando tomamos conciencia del favor de Dios, nuestro corazón se viste de humildad. Y fue el mismo Jesús quien dijo: “…aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón”. Si me permites una definición más, esto es lo que dice la Real Academia sobre la humildad: Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. Dar gracias nos recuerda nuestras limitaciones y nos dirige la mirada hacia la omnipotencia de Dios.

Así que dar gracias también tiene estos tres beneficios para nuestras vidas. Tal vez nunca lo habías visto de esta manera. ¿Te animas a asumir como estilo de vida una vida de gratitud? De hecho, es en realidad un mandato de Dios: “den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18, cursivas de la autora).

Y ofrecer gratitud a Dios es una manera de honrarle (Salmo 50:23).

Bendiciones,



(Publicado originalmente en wendybello.com)

lunes, 13 de febrero de 2017

Tarjeta Caja con tutorial: Feliz San Valentín

He visto por internet un mogollón de ideas con esta tarjeta y no me pudo resistir a hacerme una.
tarjeta exploding

La verdad que es muy sencilla, mirad!
He utilizado estas medidas pero, se puede cambiar a gusto.

Recortar estos 2 trozos para pegarlos por dentro.

Cierra la caja por la lateral.

Pega por dentro los 2 trozos recortados. Es justo ahí donde vas a pegar los adornos.
tarjeta caja

Ahora a decorar como le apetezca. 
Yo quería hacerla para San Valentín, por ello utilicé estos tags antiguos que tenia guardados. Hay de ellos por internet que se pueden imprimir. Pero también se puede hacer para un cumple o otro tema.
card in a box

Por detrás, se pega un trozo en toda su extensión para que quede firme sin doblar.
tarjeta caja

Hay otras maneras de cerrarla. Yo he elegido hacerlo así.






Espero que te guste la idea y te inspire a hacer una.
tarjeta caja  card in a box


¡Hasta pronto!


Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
Juan 15:12


Lo que necesitas es amor: Sueli


Participa de este mes de celebración.  Con tu participación entras en un sorteo de un cheque-regalo de Amazon.  

Hoy compartimos un texto MUY especial de Sueli.  Para conocerla mejor pincha en la foto, y en seguida su texto con fotos.  

Sueli


Hoy mismo celebramos el San Valentin de una manera estupenda.  Llenamos una furgoneta con donaciones de mantas y ropas de invierno como abrigos, jerseys y calcetines. 



Las chicas solidarias de Tarjeteria Solidaria y Scrap n Chat se involucraran y rebozaran de amor. Amor por el proximo, por los que se mueren de frío en los campos de refugiados, entre ellos,  muchos niños. 



Hay grupos de personas metidos en el bosque de Serbia en una temperatura bajo zero.  Prefieren estar allí con miedo de ser deportados si van al campamento oficial. Tienen los pies heridos por la larga caminada y por la nieve. 


Esta iniciativa de ayuda no es porque somos buenas personas, somos por naturaleza corrompidos por el pecado. Es el amor de Dios que se mueve en nosotros y nos lleva a mirar al proximo. 

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.
Santiago 1:17


jueves, 9 de febrero de 2017

Super Bizcocho - hecho con ingredientes de la lista "superfood"

Hola,  hoy quisiera compartir una receta muy rica y saludable. 

Suelo utilizar el conocido bizcocho de yogur transformándolo en diferentes muffins, cupcakes, y "breads".  Añado sabores, rellenos y todo lo demás.

Como estamos "limpiando" nuestra dieta en casa, hice un prueba utilizando esta receta y sustituyendo todos los ingredientes por otros aún más saludables.   Los "superfood" son alimentos que hoy en día se están estudiando y están siendo recomendados como aportaciones excelentes a nuestra dieta.  

Si quieres saber más sobre este asunto, seguid este enlace:

¿QUÉ SON LOS SUPERFOODS (SUPERALIMENTOS)? ¿POR QUÉ CONSUMIRLOS? ¿DÓNDE COMPRARLOS?

La lista presentada en el artículo no es exaustiva.  Os presento algunos de ellos en esta receta de bizcocho de yogur:





Bizcocho de Yogur (la tradicional)

  • 3 huevos
  • 1 yogur de limón
  • aceite de oliva (1 medida del envase del yogur)
  • azúcar (2 medidas de yogur)
  • harina (3 medidas de yogur)
  • 1 sobre de levadura (16 gr de polvo para hornear)
Mi Receta de Super-Bizcocho


  • 3 huevos
  • 1 yogur griego natural
  • 1 x aceite de coco
  • 1 cucharada de Stevia y 1 cucharada de miel
  • 3 x harina spelta
  • 1 sobre de levadura
  • frutos rojos congelados (moras, fresas) distribuidas por encima
  • 1 cucharada de lino y otra de chía (mezclada en la masa)
  • 1/2 x avena mezclado con 1 cucharada de azúcar moreno para espolvorear por encima
Se prepara añadiendo los ingredientes líquidos y después los secos.  Al terminar añadiendo todas las substituciones, encontré la masa muy densa por la harina spelta integral, y añadí leche de almendra (o leche de coco) hasta que quedara más "normal" como la receta tradicional.  No he medido pero creo que fue aproximadamente 1/2 frasco de yogur (la medida).  Añadir poco a poco.   

Hornear cerca de 30 minutos a 180º


¡Espero que los guste!

No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre.
Mateo 15:11



Lo que necesita es amor: Angela


Estas publicaciones irán intercaladas con las publicaciones normales que hacemos.  Cada vez que veas esta foto, os pedimos que participes dejando tu comentario, aquí en el blog, de un momento vivido o una idea para celebrar el amor.  

Estamos buscando 5 de vuestras aportaciones para hacer una última publicación el 28 de febrero. Entre todas que participen también sortearemos un cheque regalo de Amazon.

Hoy os dejamos con lo que ha compartido nuestra colaboradora Angela.  
Pincha aquí para conocerla mejor


Comparto esta foto que me ha tocado ...  ¿Qué os parece?




Lo que el mundo necesita es el amor ...



martes, 7 de febrero de 2017

Lo que necesitas es amor: Andreia


Estas publicaciones irán intercaladas con las publicaciones normales que hacemos. Cada vez que veas esta foto, os pedimos que participes dejando tu comentario, aquí en el blog, de un momento vivido o una idea para celebrar el amor. 

Estamos buscando 5 de vuestras aportaciones para hacer una última publicación el 28 de febrero. Entre todas que participen también sortearemos un cheque regalo de Amazon.

Ahora os dejamos con lo que comparte nuestra colaboradora, Andreia.

Pincha aquí para conocerla mejor.


Yo creía que sabía lo que era el amor hasta que tuve mis hijos en mis brazos por la primera vez. En este día tantas cosas quedaron claras en mi mente con relación a mis padres. 


Pude comprehender cada preocupación, cada cuidado que tuvieron a mi respecto ... y yo pensando que eran exagerados y que estos cuidados no eran necesarios. Hoy este versículo me anima a imitar a mis padres y conducirlos al Señor.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Deuteronomio 6:6-7


lunes, 6 de febrero de 2017

Salsa de tomate rústica casera


¡Esta semana he hecho un salsa casera de tomates!  Es excelente y además sin los adictivos que encontramos en los alimentos comprados.  He puesto en tarros de vidrio reciclados y se puede dejar en la nevera para cuando haga falta. Trato de evitar productos industrializados. 

Aquí dejo mi receta:

Rehogar: una cebolla, 3 dientes de ajo, un ajo puerro (toda picado fino)

Cortar 1 kg de tomates en trozos grandes. Juntar al rehogado y dejar cocer por unos 10 minutos.

Añadir a gusto sal, pimienta, albahaca, romero, y orégano.

Dejar cocer unos 10 minutos más, bajo.

Por último añadir un buen aceite de oliva, a gusto.

Dependiendo de la acidez de la salsa, añadir 1 o más cucharitas de azúcar.


También les dijo: «Yo les doy de la tierra
todas las plantas que producen semilla
y todos los árboles que dan fruto con semilla;
todo esto les servirá de alimento.»
Génesis 1:29



domingo, 5 de febrero de 2017

Lo que necesitas es amor: Wendy


Estas publicaciones irán intercaladas con las publicaciones normales que hacemos. Cada vez que veas esta foto, os pedimos que participes dejando tu comentario, aquí en el blog, de un momento vivido o una idea para celebrar el amor. 

Estamos buscando 5 de vuestras aportaciones para hacer una última publicación el 28 de febrero. Entre todas que participen también sortearemos un cheque regalo de Amazon.

Ahora os dejamos con lo que comparte nuestra colaboradora, Wendy.

El viernes pasado mi esposo y yo celebramos 21 años de haber dicho sí a Dios, y sí el uno al otro. Es más fácil planificar una boda que vivir un matrimonio. Y mucho más fácil soñar con una vida de casados que decidir vivirla.


En estos tiempos en que el matrimonio, como lo conocimos siempre, pareciera batallar por sobrevivir, quiero decirte a ti que quizá todavía no has dado el paso, porque no tienes edad, o porque el momento no ha llegado, o porque te asusta, ¡sí vale la pena! Y no lo digo simplemente porque hayamos cumplido un aniversario más. Lo digo porque Dios lo diseñó y por lo tanto, es bueno, valioso y sin dudas, un reflejo de la manera en que nuestro Creador quiere relacionarse con nosotros. Si no estás convencida, piensa en cómo la Biblia habla de Jesús como el novio que viene a buscar a su novia, la iglesia.

También aprovecho para decirte, si estás en las primeras etapas, si estás batallando por descubrir cómo vivir ahora que eres esposa: es una labor ardua, pero no una misión imposible. Recuerdo muchos momentos de exasperación, de cuestionar. Momentos en los que quise retroceder para no ceder. Momentos de frustración.

Pero recuerdo también muchos momentos de alegrías, de risa y llanto, de descubrir juntos, de vivir múltiples experiencias buenas y malas. Momentos de no saber qué hacer y no obstante, lanzarnos al futuro.

El matrimonio es mucho más que rosas, poemas y besos. Es más que citas románticas y canciones lindas. Es más que Hollywood y telenovelas. Matrimonio es esfuerzo. El esfuerzo de negarse a uno mismo. El esfuerzo de decidir amar en los momentos en que eso sería lo último que quisiéramos hacer. Esfuerzo para tener la humildad de pedir perdón y el valor de perdonar.

Matrimonio es también compromiso. El compromiso de ser fiel a las promesas que hicimos un día. Compromiso de seguir de juntos de la mano cuando ya los años jóvenes se hayan ido y vengan los achaques, las limitaciones.

Matrimonio es aprender. Aprender a saborear los pequeños momentos tanto como los grandes. Aprender a escuchar antes de hablar. Aprender de los errores y enmendarlos.

¿Cómo se logra un matrimonio exitoso, “hasta que la muerte nos separe” o Cristo venga?, dando el cien por ciento de uno mismo, con alegría y sin reservas. Lo de mi cincuenta y tu cincuenta no funciona en las relaciones exitosas porque eso implica egoísmo y reticencia. Se decide seguir cuando entendemos que lo bello del amor es el reconocimiento de que no será perfecto, y aun así no lo cambiamos por nada.

Dedica tiempo a tu matrimonio. No olvides que aunque estás criando hijos, un hermoso privilegio que Dios nos da, un día ellos comenzarán su propia vida, volarán. Dales la bendición de ver en sus padres una relación hermosa, digna de imitar, donde para cada uno la felicidad del otro es prioridad. Es el orden dado por Dios. En todas las listas él pone primero al matrimonio.

El matrimonio, bajo el diseño de Dios, sí funciona. La idea contraria viene del enemigo que siempre quiere distorsionar la verdad. 

Celebramos 21 años y estoy convencida de que ha sido primero que nada, la gracia de Dios y su misericordia. Y sí, ha sido también una decisión mutua de cuidar nuestro matrimonio y crecer en nuestro amor. Han sido los mejores años de mi vida. Disfruto cada segundo de esta aventura. Si tuviera que empezar de nuevo, lo haría sin pensarlo un segundo, incluso sabiendo que no siempre todo será fácil. Yo todavía creo en el matrimonio. 

Bendiciones,



sábado, 4 de febrero de 2017

Lo que necesitas es amor: Angela


Estas publicaciones irán intercaladas con las publicaciones normales que hacemos.  Cada vez que veas esta foto, os pedimos que participes dejando tu comentario, aquí en el blog, de un momento vivido o una idea para celebrar el amor.  

Estamos buscando 5 de vuestras aportaciones para hacer una última publicación el 28 de febrero. Entre todas que participen también sortearemos un cheque regalo de Amazon.

Hoy os dejamos con lo que ha compartido nuestra colaboradora Angela.  

Pincha aquí para conocerla mejor

Mi padre me contaba esta historia cuando era pequeña. 

Un abuelo llega a casa de su adorada hija y su nietecita se encuentra en su parquecito llorando desconsoladamente en medio del salón. 


La pequeña levanta las manos lloriqueando a su abuelo para que le saque de allí diciendo entre lágrimas, "¡Abu upa!". El abuelo va contento a rescatarle de su inofensiva prisión. 

"No papá", le dice cariñosa su hija. Está llorando porque no le dejo acercarse a la estufa que ya tuve que poner encima de la mesa para su protección. Varias veces ha desobedecido mi advertencia trepando el sillón y creo que sabe perfectamente lo que pido de ella, así que quisiera que aprendiera esta sencilla lección dejándola en el parquecito un ratito más. 

La madre reconoce que su hija no tiene consuelo pero prefiere que llore dejándola descontenta unos minutos más. El abuelo consternado al ver a su más preciosa princesa sufriendo tal injusticia y no queriendo ir en contra de la decisión de su hija, le habla con voz suave. "Mamá ha dicho no no, ya ves que yo soy obediente y no lo toco.." 

La madre de la niña sale de la habitación y en un instante los llantos cesan y la madre satisfecha vuelve al salón para recompensar a su pequeña. Cuál es su sorpresa al ver que el anciano se encuentra dentro del parquecito sentado haciendo carantoñas a su nieta ya risueña. "¡Abu es el mejor!" dice entre carcajadas la pequeña y la madre sonríe al ver tal amor. 

Este abuelo me hace pensar en Dios, que muchas veces no nos saca de una situación difícil pues hay algo que aprender, pero nos acompaña desde muy cerca para que no estemos solos. Cómo Cristo mismo cuando se hizo hombre, vino a un mundo lleno de dolor, tristeza y pecado. y aunque no había maldad en Él, aun así tomó nuestro lugar. Tal amor es difícil de expresar.




jueves, 2 de febrero de 2017

Lo que necesitas es amor: Sonia



Hola chicas, hoy el primer día de nuestra celebración. Estas publicaciones irán intercaladas con las publicaciones normales que hacemos.  Cada vez que veas esta foto, os pedimos que participes dejando tu comentario, aquí en el blog, de un momento vivido o una idea para celebrar el amor.  

Estamos buscando 5 de vuestras aportaciones para hacer una última publicación el 28 de febrero. Entre todas que participen también sortearemos un cheque regalo de Amazon.

Hoy os dejamos con lo que ha compartido nuestra colaboradora Sonia.  

Pinchar AQUÍ para conocerla mejor.

Febrero es el mes del amor. El día de San Valentín no sólo es para celebrar el amor en pareja, también con amigos y con familia.

Doy gracias a Dios porque tengo mucha gente a mi alrededor que me demuestra amor, pero hoy quiero reconocer a una persona en especial. En algunas noches, en las cuales estoy muy, pero que muy cansada, mi marido (sin que lo diga o pida nada) me da un masaje en los pies. 

Foto
 ¡Yo lo agradezco tanto! Me siento muy bien, es un detalle, una atención tan generosa que me hace sentir tan querida.


El problema con el miedo






No soy una persona especialmente miedosa. Recuerdo, sin embargo, la primera ocasión en la que sentí miedo como nunca antes.

Mi hija Nahiara tenía apenas unos meses. Tenía mucha gripe y le costaba mucho respirar. En un momento se quedó totalmente sin respiración. Mi esposo salió corriendo con la niña llamando al vecino para irse en su coche al hospital. Yo no me pude mover. Me quedé parada en la cocina mirando la puerta. Estuve así unos minutos hasta que mi hijo mayor, que en ese tiempo tenía dos años, me tiró del pantalón. Ahí volví a la realidad. Lo cogí en brazos, salimos corriendo y nos fuimos en taxi al hospital.

No pude pensar hasta que llegamos y me dijeron que Nahiara estaba bien. No recuerdo bajar del taxi ni pagarlo. No recuerdo nada hasta que vi a mi hija.

Eso es lo que el miedo hace con nosotras. El problema con el miedo es que…

…Nos paraliza.
…No nos deja pensar.
…No nos permite avanzar.

Tenemos miedo a todo aquello que no podemos controlar. Miedo a aquello que desconocemos. Miedo a lo que no vemos. Miedo a los cambios. Miedo al futuro.

Hay personas que lo sufren en mayor medida que otras y viven vidas paralizadas, incapaces de tomar decisiones ni de arriesgarse a nada. E, incluso aquellas personas que no somos especialmente miedosas, tenemos periodos en nuestra vida en los que cuestionamos nuestras propias decisiones cuando las cosas no salen del todo bien o en los que el miedo nos ataca por cuestiones como la salud, la economía, la incertidumbre…

Dios lo sabe.

Dios sabe que tenemos miedo ante diferentes situaciones. Es por eso que Él nos dice una y otra vez “no temas”.

No temas porque yo soy tu escudo (Génesis 15.1)
No temas, porque yo te oigo (Génesis 21:17)
No temas, porque yo estoy contigo (Génesis 26; 24; Josué 1:9; Isaías 41:10)
No temas, porque no te dejaré ni te desampararé (Deuteronomio 31:8)
No temas, porque serás prosperado (1 Crónicas 2:13)
No temas, porque yo soy tu socorro (Isaías 41:14)
No temas, porque yo soy tu Dios (Isaías 41:13)

Ahora, la pregunta es ¿lo crees? ¿Crees que Dios está contigo, que te ayuda, que es tu socorro, que no te dejará? ¿Confías en que Dios te va a guiar, te va a acompañar, te va a mostrar Su voluntad?

Entonces, el temor no debe tener cabida en tu vida. Entonces, el miedo no puede ser un factor que juegue un factor determinante en tu vida.

Como dije, tenemos miedo a lo que no conocemos, a lo que no controlamos, a lo que no vemos. Por tanto, la mejor receta contra el miedo no es la valentía, sino la confianza. La confianza en Aquel que sí lo sabe todo, que sí controla todo, que sí lo ve todo.

No dejes que el miedo te controle, no dejes que el temor marque tus decisiones ni sea un factor importante en tu vida. Deja tus miedos en manos de Dios. Él te da el valor, te da el ánimo y está contigo en cada momento.

Contenta en Su servicio,

Edurne